¿El tomate es fruta o verdura? 🍅🍅

Si decimos Solanum Lycopersicum posiblemente casi nadie sepa de qué estamos hablando. O quizá solo alguien de Ciencias, claro. Pero demos alguna pista más. Si decimos que su textura, sabor y olor son inconfundibles. O que es uno de los alimentos más versátiles que existen. O que forma parte de una dieta saludable y suele gustar a todo el mundo… entonces es más fácil.

En efecto, hablamos del tomate. Sabemos que es un clásico indiscutible de la cocina. Y que a los más pequeños, y eso es siempre un punto extra a favor, les suele encantar. Lo tomamos fresco y solo, en ensalada y aliñado, como salsa, en gazpacho, salmorejo o incluso en zumo. ¡Hay quien se ha atrevido hasta a hacer helado de tomate!

Un gran interrogante

Pero este alimento, en apariencia tan cercano y familiar, guarda un gran interrogante. El tomate… ¿es una fruta o una verdura? Volvamos al Solanum Lycopersicum. Esta planta herbácea es la que normal y popularmente llamamos tomatera. La planta del tomate. Puede llegar a medir dos metros y medio de altura y tiene unas abundantes ramificaciones.

Su origen hay que buscarlo en el continente americano. Concretamente en la zona de los Andes, entre lo que hoy comprende territorio de los países Colombia y Chile. En México fue cultivado por los aztecas. De hecho, la palabra tomate tiene su origen en su lengua, el náhuatl, donde tomatl significa “agua gorda”.

Fue allí donde los europeos lo descubrieron. Y así llegó en el siglo XVI principalmente a España e Italia. Y desde las colonias se introdujo en los continentes asiático y africano. Pero entonces, ¿es una fruta o una verdura? Bueno, una pista para la respuesta está relacionada precisamente con la época de la que hablamos.

Un fruto delicioso

El botánico toscano Pietro Andrea Mattioli describió hacia 1554 los primeros tomates, de color amarillo, que se cultivaron en su país como pomo d’oro. Manzana de oro, en castellano. Hoy en día sabemos que los rojos están más extendidos, pero esa semejanza con las manzanas nos da la clave definitiva.

El tomate es una fruta y no una verdura. Es así porque es el fruto comestible de la planta tomatera y además comprende las semillas de esta. Se diferencia así de las verduras, que pueden ser raíces, tallos u hojas, y que son, eso sí, un tipo de hortaliza.

Una fruta, o un fruto, muy presente como sabes en una buena mesa. En Helios lo sabemos y por eso también para nosotros es un clásico. Y en una buena cantidad de variedades, por supuesto.

Un clásico del sabor en la mesa

Todo al rojo. Desde nuestro tomate frito, el de siempre, la mejor ayuda en la cocina. O nuestra salsa de tomate estilo casero, con verduras naturales y especias, o nuestro pisto sin gluten. ¿Y qué hay de una buena salsa, imprescindible, para pizza?

Nunca es suficiente tomate, incluso desde el desayuno. Qué mejor complemento para unas tostadas, en un desayuno sano y tranquilo, que nuestro tomate para untar? El toque perfecto para un delicioso plato de pasta también tiene ese sabor y color: lo prueban las salsas boloñesa y napolitana.

Y si lo que quieres es toda la tradición del mejor tomate, te encantará la amplia gama de Recetas de Don Gaspar. Sin aditivos ni conservantes: puro tomate frito con aceite de oliva virgen extra, sofrito con cebolla y pimiento, el pisto de Don Gaspar o una sabrosa salsa de tomate con ternera guisada.

Deja una respuesta

captcha

Publicar el comentario